¿Qué es y cómo se detecta la diabetes?

La diabetes mellitus proviene del griego melli (μέλι) que significa miel, su abreviación DM. Se define como el conjunto de trastornos metabólicos, cuya característica común principal es la presencia de concentraciones elevadas de glucosa en la sangre de manera persistente o crónica.

Este trastorno puede ser debido a dos situaciones producidas por un defecto en la producción de insulina. La insulina es una hormona producida por en el páncreas y es la encargada de ayudar a que los azúcares obtenidos a partir del alimento que ingerimos lleguen a las células del organismo para suministrar energía. Sin suficiente insulina, la glucosa permanece en la sangre.

Destacamos así los dos tipos de diabetes. En la diabetes tipo 1, el cuerpo no produce insulina. Está causada por una alteración inmunitaria por eso, su tratamiento consiste en la administración de insulina subcutánea. Es la llamada insulinodependiente. En la diabetes tipo 2, la más común, el cuerpo no produce o no usa la insulina de manera adecuada. Las causas pueden ser múltiples, pero las más importantes son la obesidad asociada a una alimentación inadecuada y la falta de actividad física. Existe un mayor componente genético que en la diabetes tipo 1, es decir, es más frecuente que aparezca si existen antecedentes familiares. Muchos pacientes con diabetes tipo 2 pueden tratar su diabetes perdiendo peso, cambiando la alimentación y aumentando el ejercicio físico. Otras personas, además, tienen que tomar medicamentos (fármacos hipoglucemiantes) que mejoren la acción de su insulina o incluso, pueden llegar a precisar también la administración de insulina subcutánea para controlar los niveles de glucosa en sangre.

Las mujeres embarazadas también pueden desarrollar diabetes, este tipo de trastorno se denomina diabetes gestacional.

Con el tiempo, el exceso de glucosa en la sangre puede causar problemas serios. Puede dañar los ojos, los riñones y los nervios. La diabetes también puede causar enfermedades cardíacas, derrames cerebrales y la necesidad de amputar un miembro debido a los problemas de circulación y sensibilidad que producen. 

La diabetes puede ser una enfermedad asintomática; sin embargo, también es posible que provoque algunos signos que puedan presagiar su aparición, como producción excesiva de orina, cansancio, sed excesiva y adelgazamiento involuntario

Un análisis de sangre puede mostrar si tiene diabetes. Un tipo de prueba especifico es la hemoglobina glicosilada (HbA1c), calcula la azúcar medica de los últimos tres meses. También puede valorar cómo está manejando su diabetes en función del resultado obtenido. El ejercicio, el control de peso y respetar el plan de comidas puede ayudar a controlar la diabetes. También debe controlar el nivel de glucosa en sangre y, si tiene receta médica, tomar el medicamento pautado.

El tratamiento de la diabetes se basa en tres pilares: dieta, ejercicio, fármacos y educación para la salud. Estos tres pilares deben estar en equilibrio.

En Clínica Cardiosalus tratamos todo lo relacionado con la diabetes en nuestra Consulta de Enfermería, de lunes a viernes en horario de mañana (09:00 h - 13:30 h). Buscamos determinar y gestionar la diabetes. Además, asesoramos sobre cómo llevar esta enfermedad y las dudas con los fármacos. Por último, valoramos la glucemia basal y la hemoglobina glicosilada.